junio 2014

Tener sexo en lugares poco comunes, te hará más interesante que el resto.

Todos alguna vez hemos fantaseado con tener el mejor sexo de nuestras vidas en espacios donde se hace de todo, menos tener sexo. Y muchas veces nos encontramos con historias que parecen sacadas de una película de porno y nos preguntamos, ¿alguna vez yo también lo podré hacer?

Solo basta con aprender a pensar diferente, mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta que hay una gran variedad de opciones que podemos aprovechar. Si estás acompañando a tu pareja a comprar ropa, arriésgate y entra con ella al vestier. Si estás en el cine, ¿Por qué no intentar jugar un poco en la oscuridad? Cualquier parte que implique el riesgo de ser atrapados, se transforma en un lugar exótico para hacerlo.

Y si estos lugares ya son parte de tu rutina, vas por buen camino. Pero es hora de ser un poco más extremos. ¿Qué tal un cajero automático cuando solamente pensaste que ibas a sacar dinero?, ¿subir los vidrios del carro durante un trancón y aprovechar ese tiempo que creías perdido?, ¿O la parte de atrás de un bus cuando esté un poco vacío?

Las opciones se multiplican cuando pensamos diferente. Porque ser interesante no es más que eso, buscar siempre algo a lo que no estamos acostumbrados y sacar ese lado desconocido que ni nosotros mismos pensamos que teníamos.

Vive más, arriésgate más, habla menos y haz más.