abril 2016

Pocas cosas en la vida satisfacen el alma y benefician el estado físico al mismo
tiempo. Este no es el caso de la rumba, que te permite entrar en un estado de
alegría y euforia producidos por la música, tus amigos o el licor que estés
consumiendo en ese momento, porque al siguiente día estarás tendido en tu cama
mareado, débil y deshidratado, sintiendo que no vales ni un peso y sumándole el
daño que le has hecho a tu cuerpo. Tampoco es el caso del placer que causa probar
suculentos platos de comida, porque sabes que ese exceso de sal, azúcares y
grasas, aunque te llenen de regocijo el corazón, se van derecho a tu panza para
hincharla más o a postrarse en tus muslos para hacerlos ver más grandes. Ni
siquiera cuando te ejercitas en el gimnasio, aunque a largo plazo veas maravillosos
resultados en tu cuerpo, lograrás sentirte magnífico mientras te ejercitas. Al
contrario lo que se siente es dolor por el esfuerzo físico que has realizado.
¡Alabado y bendito sea el sexo! El único acto que fortalece nuestro estado físico sin
estar buscándolo, porque cuando lo hacemos siempre vamos es en busca de placer
y orgasmos. Así que cada vez que vayas a tener buen sexo recuerda que no solo tu
alma va a salir beneficiada, también tus muslos, tu abdomen y tu espalda.
Para que lo tengas más claro, Mystic recopiló 5 posiciones sexuales que benefician
diferentes partes de tu cuerpo. Te las mostramos:
1.
La posición del perrito:
Una de las poses preferidas por los hombres pero que beneficia más a las mujeres
ya que les permite tonificar los tríceps y los hombros. Aquí los hombres también
ejercitan su abdomen y la espalda baja.
2.
El misionero:
Es un clásico del sexo, muchos la consideran monótona pero deberían
reconsiderarlo al saber que es una de las posiciones que ayuda a tonificar los
glúteos del hombre, la pelvis y los muslos de ambos. Suma puntos también porque
es ideal para fortalecer los vínculos afectivos de la pareja. ¿Te sigue pareciendo una
pose corriente y aburrida?
3.
Mujeres cabalgando:
A los hombres les encantan una mujer que disfrute cabalgar y se van a sentir más
atraídos hacia ellas cuando vean que esta posición les ejercita su parte baja del
abdomen, los músculos de la pelvis y también los muslos. Este es uno de los
mejores y más fuertes ejercicios durante el sexo y la tonificación dependerá del
ritmo.
4.
De pie contra la pared:
Cuando una pareja realiza esta pose el hombre es el que hace el mayor esfuerzo y
tiene todas las de ganar, pues cuando carga a la mujer y la ayuda con sus
movimientos él ejercita sus brazos, la espalda y el abdomen.
5.
Sexo oral:
No muchos son fanáticos del sexo oral, pero quizás las mujeres cambien de parecer
cuando descubran que con el semen pueden pasar de sentir tristeza a sentir
felicidad.
El semen contiene serotonina (neurotransmisor del buen ánimo) y oxitocina
(hormona vinculada al desarrollo cognitivo y a los lazos afectivos), cuando las
mujeres entran en contacto con él pueden llegar a ser mentalmente más activas y
a tender menos a la depresión. En cuanto al fluido vaginal, han descubierto que le
aporta a los hombres altos niveles de proteína y sodio, si se consumen vía oral
hasta 10 minutos después de ser expulsados del cuerpo.