mayo 2016

Para muchas personas, el ritual previo al encuentro sexual es lo más importante, porque es el camino que los lleva a disfrutar de aquello que tanto persiguen.  Unos lo logran después de mucho tiempo y otros, bueno, puede que logren su cometido después de unas cuantas horas y sí, seguramente harán su mejor esfuerzo para quedar como reyes durante el acto amatorio.  ¿Pero y qué pasa después?

Muchas veces lo que hacemos con el cuerpo lo borramos con la boca y arruinamos el momento entero y peor aún, la posibilidad de conseguir un ‘repitis’.  Estas son las cosas que NO debes decir después del sexo.

¿Cómo te llamas?

La conociste en un sitio, los presentaron, no le prestaste atención a su nombre, conversaron lo que la música a todo volumen se los permitió y nunca se lo volviste a preguntar porque estabas más interesado en su boca, en sus labios y en lo que hacían sus manos.  Bueno, ya no es momento de preguntarle cómo la llaman sus padres desde pequeña y más bien invéntate un pequeño apodo para decirle mientras juegas un poco con ella en la cama y le permites recobrar el aliento para un segundo round.  Ya luego podrás averiguar cómo se llama con la persona que los presentó ¡y en caso de que no quieras volver a saber nada de ella, será mucho más fácil!

¿Cuál es la clave del WiFi?

¡En qué estás pensando! No importa si eres un importantísimo ejecutivo de una empresa multinacional, si eres un YouTuber o cualquiera que sea la necesidad que tengas de conectarte a Internet, no pidas la clave del WiFi.  Tampoco demuestres que no tienes más para donde irte ni le hagas pensar equivocadamente que piensas tener una larga estadía en su casa ¿o es en serio que piensas quedarte?

¿Me prestas pa’l taxi?

¿En serio tenemos que explicarte esto?  ¡No lo hagas, no, simplemente NO!

¿Qué hay en la nevera?

Bueno, esta frase no necesariamente es mala, pues si tu faena estuvo 100 puntos, seguramente necesitas recuperar un poco de energía y recargarte para el segundo round.

Pero si no fue así, no preguntes por comida y mucho menos pretendas que te la lleven a la cama.  Más bien párate, ve a la cocina, explora un poco en la nevera y quién sabe, de pronto encuentras leche condensada, crema batida o algún tipo de chocolate que puedas usar para que el segundo plato sea delicioso.

¡Suerte que te vi!

No, no se puede ser tan guache en la vida.  Esa persona con la que acabas de tener un momento de intimidad merece un poco de respeto y hay mejores formas de decir las cosas.  No importa si se trató de una sola noche de pasión o un encuentro casual orquestado al interior de Tinder o SnapChat, debes al menos mostrar un poco de cortesía y como ya lo dijimos, dejar abiertas las puertas para un próximo encuentro.

¿Tú te cuidas?

Si no has aprendido nada de lo que escribimos aquí, muy mal. No importa cómo hayas terminado en un momento amatorio con alguien, aquí la responsabilidad de tu protección depende solamente de ti.  Además, esto también es una regla de cortesía con la otra persona, más aún porque todavía no sabes si este encuentro va a ser el primero o habrán muchos más.  Usa siempre el condón y verás que en vez de llegar a decir alguna de estas frases lo que le dirás al oído a la otra persona será ¿otro?

Mamás no solo son aquellas mujeres que tuvieron la fortuna de quedar embarazadas y tener un hermoso bebé, madres son todas las mujeres que tienen desarrollado su instinto maternal, el instinto que consiste en tener la capacidad de cuidar a sus amigos, hermanos, primos, abuelos y hasta a sus mascotas como si fueran sus hijos.

Mystic quiere que este año la celebración del día de la madre sea incluyente, por eso durante este mes resalta a esas otras mujeres, que aunque no tienen hijos, cuidan a los demás como si fueran sus bebés.

Te dejamos un top 5 con las cosas que una “mamá no mamá” haría por todos en diferentes situaciones muy al estilo Mystic:   

  1. Una mamá no mamá no te deja morir en un paseo de finca:

Aparte de ser las que están pendientes del típico asado de finca, asegurándose de que todos coman para que se les quite el guayabo, la mamá no mamá también se asegura de cuidar a sus amigos. Ellas quieren que todos se diviertan pero con mucha responsabilidad, por eso siempre tiene guardado un Mystic para la persona que lo necesite.

  1. Tampoco te dejan morir en una fiesta:

Si de pronto te pasaste de tragos en la discoteca o en el bar, no te preocupes que tus amigas te van a rescatar. Ellas te van a levantar del piso, te van a llevar al baño, te prepararán una bebida que te baje esa borrachera y por supuesto, te van a llevar hasta tu casa, ellas te van a acompañar en todo el proceso con tal de cuidarte.

  1. Como buenas mamás, también manejan su dosis de alcahuetería:

Si tus amigas saben que estás tragado o tragada de alguien ellas te ayudarán con la persona en cuestión. Una mamá no mamá te dará un empujón con el o la que te gusta, ya sea echándote un indirectazo delante de esa persona, haciéndote “el cuarto” o dándote consejos para conquistar.

  1. Cuando andas de despecho son las primeras que están ahí:

Cuando terminas con tu pareja sabes que quedas hecho @&$!!! pero como tienes una amiga que es una madre, ella va a estar ahí para consolarte, se va a inventar mil parches para ti, para que te distraigas y olvides esa tusa amorosa y muy probablemente te va a cuadrar citas a ciegas para que saques ese clavo con otro clavo.

  1. Cuando tienes una novia o un novio que se porta mal contigo te abrirán los ojos:

Ellas y su instinto maternal querrán protegerte de andar con guaches o bandidas, por eso te abrirán los ojos para que salgas de ese letargo y mandes a esa mala persona a volar hacia la luna. De igual manera no van a permitir que vuelvas con exnovios o exnovias desagradables, ellas estarán ahí siempre para recordarte todas las cosas malas que te hicieron.

Si después de leer esto te acordaste de todas tus amigas que siempre han estado acompañándote y desbodando todo su instinto maternal en todo momento, felicítalas en el día de la madre y dale las gracias por ser tu segunda mamá.