Category: Fantasías

Todos tenemos muchas clases de amigos, pero hay uno en especial que siempre nos causa mucha gracia: el amigo galán, el que cree saber cómo conquistarlas a todas. Siempre nos da consejos sobre cómo actuar frente a esa persona que nos gusta tanto y nos dice que a él también le pasó, pero gracias a sus “trucos” la llevó a las estrellas. Nunca logramos saber si es cierto o no, pero igual nos contagia esa confianza que transmite.

Realmente tienen mucho que enseñarnos, son poetas natos y sus palabras son armas letales, porque creen que las matan a todas. Y aunque sabemos que no es así, son buenos amigos, solo que a veces parecieran exagerar sus historias. ¿Será que si vamos a sus casas de verdad vamos a ver las tangas y brasieres de muchas mujeres tiradas por todo el piso? ¿De verdad han amanecido rodeado de 4 mujeres desnudas en medio de la sala, sin acordarse ni cómo llegó allá? Demasiada coincidencia con Leonardo DiCaprio en El Lobo de Wall Street.

Invitémoslos a que pongan a prueba sus habilidades, sus “dones” de galanes y que nos demuestren con hechos, lo que sus palabras dicen.

El día que logren hacerlo, por favor asegúrate que tengan un condón Mystic para que no puedan sacar ninguna excusa.

Hablemos menos y hagamos más.

A Robertita le encanta probar condones. Enrique, su novio, estudiante de geografía, ya lo conocen en una cadena de mercados muy reconocida de la ciudad. Por suerte Robertita ha probado de todos y no escatima esfuerzos en experimentar cada que lanzan al mercado una tendencia.

Le gustan de puntitos, lubricado, hot sensations, con olores, sabores, en fin. ¿Puntos a favor? Un gusto rico en su intimidad y una sensación rica en su paladar.
Prefiere los orgasmos saborizados a simples, las texturas onduladas a lisas, o un dulce sabor a ciruelas que sabores raros e indescriptibles.

Le encanta descubrir su punto G de cualquier manera, su penetración con Enrique se han convertido en momentos divertidos y excitantes con el uso del preservativo: Lo prueba, lo disfruta y finalmente lo desecha. Puede volver a sentir placer con sabor o sensaciones distintas una y otra vez…

¿Lo pones tú o lo pongo yo?

Muchas historias se han creado con el uso del preservativo. Lo cierto es que desde su creación, se ha convertido en el método más eficaz para prevenir los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.
¿Se pueden romper? Se pueden usar dos? ‘Reduce la sensibilidad? ¿Se dañan si se guardan en la billetera? Son algunas de las miles de preguntas que surgen en momentos previos al acto sexual.
Lo cargan ellos por lo general, pero sin duda alguna, ellas también están con toda autoridad de llevarlo a cualquier parte, llámese cosmetiquera, bolso, billetera, kits de maquillaje, en fin, esos miles de accesorios que suelen llevar todas en el bolso y que nos hacen únicas.

¿Los condones se rompen?

Es falso. No es que sea imposible, pero a cerca del dos por ciento de los condones se rompen si se usa indebidamente. Si los rasgas con los dientes, es muy probable.
Protegen cien por ciento.

Falso, pues no existe un cien por ciento de factibilidad. Estudios han comprobado que protegen entre un 80 % y 90%, sobre todo ante enfermedades de transmisión y embarazos.

¿Reducen la sensibilidad?

Anteriormente cuando no existían preservativos con tanta variedad, era más fácil perder sensibilidad. Hoy en día existen variedades de condones que permiten disfrutar del máximo placer tanto del hombre como de la mujer.

¿Todos están hechos del mismo material?

El preservativo está hecho de látex, poliuretano, de hule natural, algunos a base de agua, otros tienen caseína, (proteína derivada de la leche). Muchos tienen espermicida, (nonoxinol-9). Los condones hechos con lubricantes, esta lubricación artificial, permite que cualquier penetración sea cómoda y segura. Todos los componentes están con el único objetivo de proteger tu intimidad.

Hace poco leí una frase que dice: “Mujeres que se aterrorizan de la palabra sexo pero tuvieron de a diez hijos…” No hay nada mejor en el sexo que disfrutarlo de cualquier forma, la variabilidad de condones permite tener un acercamiento más seguro y sin preocupaciones. Colores, sabores, formas, texturas, invitan a sentirse más cómodo y disfrutar del buen placer.

Por Angela Trejos

Cada vez más y más, queremos saber con detalle qué nos puede ayudar a conseguir un orgasmo placentero, tanto para ellos como para nosotras.

El sexo para algunos es un tema de nunca acabar, para otros, un tabú que no se atreven a descubrir. Sea como sea, el orgasmo es un momento indescriptible y delicioso que jamás se podrá ocultar. Para quienes lo hayan sentido, lo repiten una y mil veces más si se puede, para otros, saben de la experiencia que les falta por descubrir, así no lo hayan vivido.

Lo que ellos quieren no entra en detalles, casi todos quieren sexo. No les gusta que la rutina empiece a formar parte de su vida, les gusta ser sorprendidos cada noche con cualquier acto sin darle mente, siempre sin rodeos, sin tapujos.

Por eso chicas, a veces innovar es algo que parece difícil y por falta de conocimiento no se hace. Seducir a la pareja se puede convertir en una rutina placentera, pues según sexólogos, con solo sentir seguridad y entrar en acción repentina, puede ayudar a quitar esa vergüenza que nos intimidaba a cada una desde que éramos muy niñas.

Para lograr esto, los estímulos son importantes, tal vez sólo con rozar su pantalón lentamente, lograrás que tu pareja se excite. Unos tardan menos, otros más, pero sin afanes lograrás lo concebido.

Espacios como estos generan una excelente oportunidad para conocerte ante él sin pretextos. Lo único cierto es que antes de llegar al orgasmo, es mucho mejor tener juegos previos, pues estas acciones se convierten en un excelente preámbulo para que ninguno de los dos se pierda de esta propuesta tan candente…

Un juguetico, un pasatiempo

Las fantasías sexuales son únicas e irrepetibles. Todas conllevan a un fin definitivo y es el de entregarse a toda costa sin condiciones. ¿Por qué no imaginarse ser actriz porno? ¿Cómo saber que cada segundo será bien aprovechado?

Todas las preguntas que albergan en tu mente se van descartando a medida que desenmascaras tus miedos en la cama.

Todos tenemos al menos un pensamiento pecaminoso antes de irnos a dormir, ser creativa, fugaz y ardiente te pueden ayudar como regla número uno para darle un ambicioso espacio a este pensamiento que se encargará de convertir la noche en algo fuera de lo común.

Existen líquidos de sabores que pueden ayudar a complementar el acto sexual. Intenta cubrir cualquier parte de su cuerpo y sin duda él notará la diferencia.

Usa prendas de vestir que jamás utilices, sorpréndelo con ropa interior diminuta, pijamas con encajes o colores de cualquier tipo. Tal vez le quede gustando y se convierta en tu mejor arma de seducción todas las noches.

Explóralos

¿Cuál podría ser su mejor fantasía hecha realidad? Pregunta que nunca se nos pasa por la mente, pero resuelve la mitad de la ecuación a media noche. Posturas inventadas o de kamasutra ayudarán a cumplir con los deseos que quieren abrirle paso en el momento.

El sexo oral mantiene vivo los sentidos. No hay hombre que se resista a esto.

Cada movimiento o gesto manifestará su satisfacción, su plenitud, el cielo que toca con las manos en ese momento.

Las mejores sorpresas resultan ser las que él menos espera.

Actúa a través de tus instintos, los caballeros saben esperar.

Por Ángela Trejos García