Category: Juegos sexuales

Es época de vacaciones, el momento que estabas esperando para descansar de los trabajos de la universidad, de los profesores malucos y montadores y de las largas jornadas de estudio. Ahora que estás en vacaciones vas a tener todo el tiempo libre que quieras para jugar con tu consola de vídeo juegos favorita, para pasar más tiempo con tus amigos, para trasnochar más cuando te vayas de rumba sin preocuparte por tener que entrarte temprano porque hay que madrugar a clases y lo más importante, vas a poder irte de faena más veces con tu novia, con la que te gusta o con todas.

Desde ese punto de vista suena súper divertido pero hay una sola verdad y es que esta situación puede jugar como una espada de doble filo. Entre más veces tengas sexo, más ideas vas a necesitar para sorprender siempre en la cama. Piénsalo, ¿Sabes todos los trucos necesarios para hacer del sexo una experiencia única siempre? ¿Tienes la creatividad necesaria para evitar que la otra persona se aburra?

Mystic lanza el Manual de Vacaciones, una guía que podrás consultar durante este periodo para que siempre sepas qué hacer, cómo hacerlo. En él encontrarás ideas y tips que te servirán para sorprender a tu pareja, conocerás posiciones sexuales jamás vistas antes para que descrestes en la cama y también te enseñaremos diferentes juegos eróticos que podrás jugar con tus amigas en las fiestas de verano.

Otro truco que daremos a descubrir en este manual son las posiciones sexuales que mejor combinan con nuestros diferentes tipos de condones. Sabrás cuáles son las poses que mejorarán la experiencia cuando utilices unos Mystic Triple Placer, unos Hot Sensation, los Extremo, los Punto G, unos Ultra Sensible o los Long Action.

El Manual de Vacaciones Mystic será la guía que encenderá tu calor durante los largos días vacacionales para ponerte en modo diversión siempre. Atrévete a consultarlo tú mismo o mejor, hazlo con tu pareja o entre amigos para que entrar en calor sea más fácil, solo debes seguirnos en nuestro fan page de Facebook y estar pendiente de todas nuestras publicaciones para tener acceso a él.

Es temporada de fútbol y lo que se ve en las calles es gente feliz, con la amarilla puesta y gritando los cantos oficiales de la selección, aunque no todo es así, también existen muchas personas a las que no les gusta ni cinco este deporte porque creen que es muy tonto correr detrás de una pelota o simplemente porque les molesta tanto fanatismo.  Para esta ocasión Mystic ha recopilado un top con las 5 jugadas de fútbol que se pueden practicar en la cama, un top que va a unir tanto a los fanáticos de este deporte como a sus detractores, porque nadie se va a resistir a ponerlas en práctica.

El calentamiento: antes de entrar a la cancha y ponernos en el calor del juego es necesario calentar ¿y cómo lo hacemos? Fácil, con un intenso juego de besos y caricias con el que puedas desvestir lentamente al otro. Sin advertir a la otra persona, súbele el ritmo al calentamiento acelerando tus caricias y movimientos, hasta que logres que no se resista más y te empuje sobre la cama o el sofá.

Cubriendo la portería: después de haber calentado correctamente ya se puede entrar en acción y qué mejor que hacerlo cubriendo la portería. Para defender la portería la mujer debe extenderse lo que más pueda sobre toda la cama o recostada sobre una pared. Una vez esté así debe abrir sus brazos y sus piernas al máximo para que tú te hagas encima de ella.

El aficionado: aunque es una de las posiciones más sencillas lo que debes hacer es aplicar en el adversario la ley de la ventaja. Lleva la delantera y demuéstrale que eres el máximo goleador con cañonazos profesionales.

El cañonero: esta posición te permite ser el capitán del equipo. Aquí no hay barreras de contención y podrás hacer muchos tiros libres que irán desde pequeños toques hasta misiles que van a parar en el punto G de ella.

Juego sucio: en todo partido hay juego sucio y este no es la excepción. El juego sucio hace referencia a las palabras sucias que saldrán de su boca cuando ejecutes tus mejores maniobras orales y manuales al mismo tiempo. También escucharás porras y una ola de placer.

Pon en práctica estas posiciones ya sea porque eres un fanático del fútbol o porque quieres reconciliarte con este deporte. Sea como sea, cuando las practiques no olvides usar tu Mystic, es el único que te va a proteger de penaltis y tiros de esquina mal cobrados.

Acabas de conocer a alguien, te gustó muchísimo y quieres tener algo más con esa
persona, por eso la invitas a cine, a cenar y a tomar cocteles en un bar porque
sabes que ese es el preámbulo perfecto tanto para conocerlo como para tener sexo
con él o con ella. Mientras disfrutan esos momentos juntos es inevitable dejar de
pensar cómo será esa persona en la cama y para hacerte una idea te detienes a
observar la forma como camina, miras el tamaño de sus pies para ver si su pene es
grande o miras la forma como baila porque muchas veces has escuchado de la boca
de tus amigos o de la gente en la calle que esos detalles definen qué tan bueno en
la cama es alguien.
Es en ese momento, cuando empiezas a fijarte en eso para encontrar respuestas,
que debes preguntarte qué tan ciertas o falsas son esas ideas que has oído. Para
que no vivas engañado y de entrada no juzgues los libros por su tapa, Mystic
desmiente 5 mitos urbanos sobre el sexo:

Si él tiene pies, manos o nariz grande, su pene también será grande
Esto es falso. Este mito proviene de un hecho científico que dice que ciertos genes
juegan un papel determinante en el desarrollo de los dedos de los pies, las manos y
así como del pene pero el crecimiento de unos tiene que ver muy poco con el de los
otros. Así quedó comprobado en varias investigaciones en las que se comparó el
tamaño de los pies con el del pene y no se halló ningún tipo de relación.

Los hombres están pensando todo el tiempo en sexo
Esto es falso. Según una encuesta realizada donde se planteó esta pregunta, sólo la
mitad de los hombres reconoció que pensaba en sexo de forma diaria (una o dos
veces al día). El 40% respondió que lo hacen una vez a la semana, mientras que el
10% restante tiene pensamientos sexuales una o ninguna vez al mes.

La forma como baila define su desempeño en la cama
Esto es verdadero. Si él o ella cuando bailan demuestran soltura, lo hacen sin
inhibiciones, sin complejos y hasta con cierta sensualidad es un indicio de que
pueden ser grandes amantes. Lo creas o no el baile puede dar señales de cómo
somos en el plano sexual.

La manera como come una mujer define su desempeño como amante
Esto es verdadero. Una mujer que disfruta de la comida lentamente suele ser de las
que les gusta tomarse su tiempo en el sexo, o lo que es lo mismo, saborea toda su
sexualidad sin pausas pero sin prisas.

La manera como camina y se mueve también define su desempeño como amante
Esto es verdadero. La forma como camina, como mueve las manos, son más pistas
para saber si es buen amante o no. Los movimientos ágiles, sensuales, el porte en
general denotan dinamismo y sin duda buenas perspectivas.

Ella estaba despechada, él estaba solitario. ¿Cómo es posible que dos almas coincidan el mismo día para conocerse más que como amigos?, esta es la historia de Camilo. Un amigo con el que me encontré el otro día que en medio de cafés y música de Skid Row, me contó la historia de su última aventura… Sara.
Los padres de Camilo vivieron en Colombia hasta el año 2000, cuando decidieron mudarse a Miami, Estados Unidos. La historia se remonta al 14 de Febrero de 2013, en Miami Beach. El hombre estaba en un bar cerca a su casa con sus amigos tomando cerveza y jugando billar, siempre le había gustado el Pool desde nuestra época de adolescencia. Las mujeres nunca le faltaron pues él era alto, rubio, y de ojos claros, como yo solía ser tímido, él me enseñaba cómo levantar viejas en una noche. Seguía la bola 8 (la de la suerte) y justo antes de golpearla, suena la campanilla del bar y ve entrar un par de botas al bar. Me dio risa en ese momento porque me la describió de abajo hacia arriba. Subió su mirada, dos piernas bien torneadas que empezaban su desnudez en un short y correa ancha lo atraparon, golpeó la bola y le pegó a la lámpara que estaba arriba de la mesa de billar con el taco, la dueña del bar le grita por la acción pero él no podía escapar a esa figura esbelta. Dejó su cigarro en el cenicero que estaba en la mesa y la siguió detallando, una blusa de color blanco que dejaba ver sutilmente su top y cuando subió su mirada, nada. Su cara estaba cubierta por su cabello, se veía el maquillaje de color negro resbalando por su rostro.
La chica se sentó en la barra y señalando una botella de tequila, le pidó a la mesera que le sirva un trago doble. Camilo sin más reparo fue con cara de galán a decirle “Anóteme ese trago a mí, por favor” mientras sostenía su cerveza del cuello sin presentarse aún. — ¿Desde cuándo una mujer no puede tomarse una copa de tequila sin que un idiota quiera meter sus narices para levantársela? Cambia de estrategia, campeón. — Le dice la antipática extraña con acento caleño mientras saca un billete de 10 dólares. — ¿Colombiana? Yo soy bogotano, mucho gusto, Camilo. Por tu acento, me atrevo a decir que eres de Cali. No sé qué te pasó pero déjame invitarte a esta copa. Si no logro ayudarte con tu problema, por lo menos aporto para que se te olvide. — Ella le devolvió una mirada de malos amigos mientras pasaba su tequila.
— Vamos a mi carro y me cuentas por qué estás así.
— Hey, tranquilo campeón. No soy tan fácil como esas a las que sueles conquistar con tu cara bonita.
— Está bien, salgamos un rato del bar para que te sientas más cómoda y hablamos.
— Si me gastas el último trago de tequila es posible que te cuente cómo llegue hasta aquí.
— Hecho.
Salieron el bar tal como Camilo le había propuesto. Ella encendió un cigarrillo e inmediatamente rompió en llanto. En pleno San Valentín su novio la había dejado, según él porque las cosas no eran como antes.
La noche avanzaba y entre cigarrillos y cervezas se estaba haciendo tarde, Camilo la invitó a su casa para ir de remate y ella accedió. Entraron a la habitación que estaba hecha un desorden, a ella no pareció importarle y se tiró encima de la ropa sucia… — ¿Cómo así parce? ¿En serio la vieja le olió su ropa? — morí de la risa. — Sí, viejo. No sé si fue por la borrachera o si le olió rico pero cuando se acostó en mi cama de una cogió una camiseta y la olió — me dijo entre risas. Cuando empezó a acariciarle los brazos, ella lo detuvo y le dijo que esa noche no habría sexo, que sólo quería que la abrazaran, quería sentirse querida y no como un objeto sexual. Realmente estaba con el corazón partido. Él la abrazó y se acostaron en cucharita.
Para un tipo como Camilo eso clasificaría como una noche perdida, pero no, se sintió bien. Me dijo que por primera vez en su vida había sentido qué era estar con una mujer sin tocarle la piel, más bien tocándole el corazón. Al día siguiente ella se levantó primero que él y le dejó una nota donde decía “Gracias por todo, fuiste mi mejor San Valentín. Espero que me llames para salir un día de estos”. — ¿Y ya? No jodás, eso no tuvo acción — le dije sorprendido, — Y ya — Me respondió con una sonrisa. — A las dos semanas después de esa noche la llamé para que nos comiéramos un helado y aceptó. Aún estaba entusada pero ese día conocí su sonrisa, era preciosa. Terminamos el helado y la invité a ver una película en mi casa, fue entonces cuando en la mitad de la función me agarró la mano. Me dijo que había sido muy comprensivo con ella y me dio un beso al que respondí con todas mis ganas, se puso encima de mí y una cosa llevó a la otra. No salimos en todo el fin de semana, creo que nos faltó hacerlo encima de la estufa, esa mujer era espectacular y se portó en la cama como si fueran a descontinuar el sexo pronto. Fue genial, y lo mejor de todo… me enamoré — Me dijo entusiasmado.
— O sea que no fue levante.
— Exacto, terminó siendo mi novia. De una manera que no lo esperaba pero fue muy especial conmigo desde entonces, siempre se preocupaba por mí y me invitaba constantemente a comer a su apartamento.
— Uyyyy bien, compañero.
Brindamos con cerveza, terminamos la última ronda y le deseé un buen viaje de regreso a su casa en Miami. Le pedí que saludara a Sara de mi parte y que les deseaba lo mejor. No fue un San Valentín perdido ni “sin acción”, fue uno que le enseñó a valorar a las mujeres más que por el acto sexual y a entender sus sentimientos.

Se terminó el 2014, todo quedó atrás. Pero lo único que no olvidamos fácilmente son esos arañazos en la espalda, los gemidos, gritos, pilladas y  todos esos ratos de sexo que quedaron grabados en nuestra mente y de los que aprendimos diferentes cosas.

Empezamos un nuevo año y no está de más decir que queremos que este año tengamos más y mejor sexo, si alguien está en desacuerdo debería dejar de leer este blog porque los que aquí estamos queremos un 2015 lleno de placer y fantasías.

De pronto alguna vez habrán escuchado hablar de las cabañuelas, para aquellos que no saben de qué se trata, les explico: Tradicionalmente en España y América, las Cabañuelas se utilizan como un método de predicción meteorológica. Básicamente consiste en que los primeros 12 días del año nos darán información certera sobre cómo estará el clima durante los doce meses del año. ¿Qué tal si llevamos estas predicciones a la cama y hacemos un buen augurio de un 2015 de alta temperatura?

Pues como del año anterior aprendimos tantas cosas, este año propongámonos aprender mucho más. La propuesta es que durante esos primeros doce días del 2015 predigamos lo que va a pasar en nuestra alcoba, o nuestra sala, o nuestro auto, o en el parque, o en la escalera, o en la Universidad, o donde quiera que sea que lo hagamos.

La propuesta está hecha. Para cada día intenta algo nuevo, poses arriesgadas, lugares diferentes, sexo tántrico, lubricantes eróticos, más poses nuevas, juegos de seducción, masajes eróticos, sexo cibernético, disfraces y tantas posibilidades más que tenemos para hacer más rico el sexo y dejar de un lado la monotonía para darle picante a nuestra vida sexual.

Todo está dicho, a ponernos creativos para tener un 2015 delicioso con las cabañuelas del amor.

Como niña estrenando muñeca nos sentimos muchas cuando nos hacen esa exclamación. Es algo complejo de explicar pero muy fácil de comprender. Al momento de estar con aquella o aquel, no hay manual ni normas que puedan contra las ganas, PERO, el que quiere disfrutar, se debe cuidar y no hay nada más rico que añadirle diversión a esos momentos.

Arriba, abajo, de lado, de pie, acostados, sentados, de cabeza, de espalda, sexo tántrico, cualquiera de estas poses se vale en el acto, pero hay quienes disfrutan de una grata compañía más: El Juguete Sexual.

Que vibren, que estimulen, que den risa, que quiten el insomnio, la histeria, el mal genio, el agotamiento, son muchas de las características que se quieren abarcar con esta cantidad de bondades que traen los juguetes, caso especial los vibradores.

Existe una amplia gama de productos para pasarla mejor si te encanta el sexo, leamos algunas:

Anillo Vibrador:
Ambos lo pueden usar, los hay para mujeres y hombres, hacen la penetración más gratificante en la pareja.

Bolas Chinas:
Estas se introducen dentro de la mujer. Estas traen en su interior bolas más pequeñas, en el momento del acto las bolas interiores golpean con las exteriores creando una estimulación y placer hasta llegar al orgasmo.

Esposas:
Se usan como fin de darle un toque divertido a la relación, la idea es encontrar sensaciones nuevas e inesperadas.

Antifaces:
Ideal para sorprender en la cama. Es una buena manera de mejorar tus encuentros sexuales. Quedan dominados a nuestro antojo!

Muñecas Inflables:
Para envidia de muchas, han creado a estas hermosas muñecas de caucho como una alternativa de placer para los hombres. Se encuentran desde las más sencillas, hasta las imitaciones de artistas famosas. No se quejan, no hablan, siempre están disponibles. Este invento ha cumplido la fantasía de muchos hombres.

Vibrador
¡Apuesto a que este nos gusta a todas! Vienen de todos los tamaños y colores, también los hay con texturas y demás. Simula el tamaño de un pene (o más grande) y se puede utilizar las veces que quiera.

Azotador para juegos:
En algunos produce excitación el látigo o ardor en el acto. Darle unas cuantas azotadas viene siendo mala idea.

Plumas:
Sirven para cosquillear y provocar a la pareja. Se deja todo a la imaginación.

Y bien… para el sexo no hay excusa, más si quieren sacar de nosotros nuestra escondida espontaneidad o sacar a relucir esa represión que muchos llevan dentro. Perder el miedo para darle lugar a estos ratos de placer con juguetes es volver a ser como niños, rico regalarlo sin sentir vergüenza, no por eso deja de ser mala idea.

¿Te animas?

Por Angela Trejos 

Una noche en la ciudad se convierte en una jungla llena de especies dispuestas a conseguir su objetivo hombres y mujeres sacan lo mejor de sí para conquistar y conseguir placer sin límites las mujeres se visten para atraer hombres y para despertar la envidia de otras mujeres que amenazan con arrebatarles las oportunidades de vivir una noche de pasión. A la orden del día están las miradas el coqueteo el lenguaje corporal cada vez es mas atrevido el baile es un vehículo para obtener una noche inolvidable y conseguir una pareja o sólo pasar un buen rato y explorar su sexualidad y lo que son capases de hacer. Este proceso sería más exitoso para todos si jugamos a explorarnos.

El juego es una pieza clave en la evolución del ser humano. A través del juego nos divertimos mientras exploramos el mundo que nos rodea. De este modo el juego abre las puertas al erotismo, las personas son jugadoras por naturaleza, y cuando pierden su capacidad para jugar, pierden también una fuente de bienestar emocional que necesitan para el desarrollo de la propia vida erótica.

Los juegos previos al sexo nos ayudan no sólo a aumentar la excitación, si no también a descubrirnos a nosotros mismos y a nuestra pareja, a volvernos más arriesgados y confiados con lo que tenemos para encontrar las fortalezas a la hora de llevárselo a la cama.

Son muchos los beneficios del juego erótico, éste nos ayuda a combatir el aburrimiento y rutina sexual; Jugando se añade una buena dosis de novedad a la relación avivando la pasión. Por otro lado, jugar hace que la pareja no se centre únicamente en el área genital, sino que abra nuevos caminos a la sexualidad. De manera que podemos decir que el juego es un motor de creatividad erótica.

Por otra parte, jugar ayuda a desinhibirse y a combatir la rigidez producto de la represión y de los prejuicios sociales tan comunes en nuestra sociedad. Del mismo modo, cuando se juega, desaparecen por unos momentos los problemas y preocupaciones del día a día. Si nos sentimos seguros con una buena protección no hay límites para divertirnos y explorar cosas nuevas.

Así que, que esperas? ¡Sal a la Jungla y empieza a Jugar!

Por Luisa Angulo.