Our Blog

Navidad es la mejor época del año.

Lo sentimos si eres una especie de Grinch al que no le gustan todos los acontecimientos y jolgorios que se dan durante el doceavo mes del año, pero como buenos colombianos que somos, hasta el más metalero de la familia termina compartiendo bailes y un plato de natilla y buñuelos con sus tíos y primos.

Porque la Navidad es principalmente eso, compartir con quienes más queremos y obviamente, con aquellas personas que nos quieren y nos lo demuestran todo el año.

¡Ah, porque no hay nada más molesto que esas personas que durante el resto del año se pierden y al final aparecen, volviéndose empalagosas y muy seguramente, buscando que les den un regalo!

Aunque, no todo “reaparecido” es malo. Es posible que la exnovia que te dejó en febrero quiera saludarte y darte un regalito, así, casual, como para que nunca termines de olvidarla. Obviamente tú, ni corto ni perezoso, aceptarás ese ofrecimiento enmarcado de amor, reconciliación y sobre todo, pasión.

Diciembre también es una buena oportunidad para ganarte el corazón de la persona que te gusta. ¿Cómo? Bueno, cada caso es diferente (y también depende del nivel de friendzone en el que te encuentres), pero si algo hemos podido aprender de Alejandro Fernández es “que no hay una mujer en este mundo, que pueda resistirse a los detalles”.

Un regalito, no importa qué tan grande o pequeño sea, puede ser esa pequeña puerta de entrada a la relación que quieres y en Navidad tienes la excusa perfecta para llegar hasta la casa de quien te gusta y entregárselo. De paso, viene el respectivo abrazo de agradecimiento y por qué no, el primer beso entre los dos que puede llevar a una ardiente celebración de fin de año.

Otro momento perfecto de la Navidad para acercarte a quien te gusta, son las novenas. Sí, lo sabemos, estarás rodeado de tus tías, primos, hermanos, vecinos y demás (o peor aún, de los familiares de tu traga), pero en ese momento tan inocente y al son de las panderetas hechas con tapas de gaseosa, más de una persona se ha llenado de valentía y ha logrado su propósito de robar el corazón a la más esquiva de las conquistas.

Eso sí, ya sea en diciembre, como en el resto del año, cuídate. Esta, ni ningún otra, es la época del año donde quisieras recibir un “regalito indeseado” en forma de Enfermedad de Transmisión Sexual. Cuídate, protégete, recuerda que si quieres estar con alguien, el mejor regalo que puedes hacerle, es protegerte y protegerla con el condón.

¡Felices y muy placenteras fiestas para todos!

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.